Importancia de la disponibilidad de la sangre en los hospitales
Importancia de la reserva de sangre regular y segura en los hospitales.
30/04/2021
¿Puedes donar sangre estando en embarazo?

Ciencia, Donación, Donar, Donar sangre, Salud, Salvar vidas, Sangre

Es claro que el embarazo no es un estado de enfermedad o minusvalía, a pesar de ello, existen muchos supuestos alrededor de la donación de sangre durante el embarazo. Lo que sí es cierto, es que es una etapa de la vida de la mujer en la cual se deben minimizar los riesgos para cuidar la vida de la madre y del bebé. En consecuencia, es necesario conocer cuáles son los riesgos para la madre gestante.

En el Decreto 1571 de 1993, el cual reglamenta el funcionamiento de los establecimientos dedicados a la extracción, procesamiento, conservación y transporte de sangre total o sus hemoderivados en el país, así como los requisitos técnicos y condiciones mínimas de la hemodonación a los centros y servicios de transfusión, menciona en su capítulo segundo, que los donantes de sangre deben acreditar la ausencia de embarazo.

¿Cuál es el motivo por el cual las mujeres en proceso de gestación no pueden donar sangre? Vemos que la ley colombiana prohíbe a las mujeres gestantes donar sangre. Conozcamos los riesgos específicos y las circunstancias que no hacen recomendable la donación durante esta etapa de la vida.

  1. El hierro es un elemento íntimamente ligado al torrente sanguíneoDurante el embarazo se demanda una mayor cantidad de hierro para el desarrollo adecuado del feto en el útero de la madre. La extracción de sangre a una madre gestante disminuye los niveles de hierro, lo cual puede producir anemia materna, que puede generarle síntomas como mareos, pérdida de fuerza o malestar; o peor aún, anemia fetal que puede traer graves consecuencias para la vida de la criatura. 
  2. La sangre transporta el oxígeno al cuerpo. Durante la gestación se requiere de una gran cantidad de riego sanguíneo para llevar el oxígeno a los órganos maternos. Un déficit de sangre en ellos puede conllevar a una hipoxia materna que dificulte el adecuado desarrollo del feto.

Estos son dos de los escenarios que justifican por qué una madre gestante no debe donar sangre, los cuales se resumen en que la sangre es el medio de alimentación y oxigenación del bebé, por lo que no se debe interferir en ella o pueden surgir complicaciones. No obstante, si se ha donado sangre en las primeras semanas de embarazo, antes de conocer el estado, no debe ser motivo de angustia, ya que el médico tratante puede valorar los niveles de hierro y, en caso necesario, equilibrarlos con ayuda de un suplemento.