Hemolife-Lucha-contra-el-sida-Miguel-Rueda
Poner fin a las desigualdades es poner fin al sida y a las pandemias
01/12/2021
Hemolife_concentrados_Plaquetarios_Investigación
La evolución de los concentrados plaquetarios: Fibrina Rica en Plaquetas
08/02/2022
Hemolife_Miguel_German_Rueda_Plasma_Rico_En_Plaquetas

Hemolife_Miguel_German_Rueda_Plasma_Rico_En_Plaquetas

Como mencionamos en nuestra anterior publicaciónel Plasma Rico en Plaquetas o PRP como es conocido por sus siglas, es un concentrado plaquetario que, gracias a su alto contenido de factores de crecimiento, promueve la cicatrización de heridas y la reparación de tejidos. Por ello, viene siendo ampliamente usado de forma segura y efectiva como herramienta terapéutica o coadyuvante en un sin número de aplicaciones clínicas.

Sin embargo, estas aplicaciones clínicas en su mayoría son autólogas (es decir cuando el donante recibe el concentrado plaquetario preparado de su propia sangre) lo que limita su uso a personas para quienes, por su condición clínica, no es factible obtenerlo por ese medio, tales como recién nacidos, personas de edad avanzada, pacientes quemados o que han perdido un gran volumen de sangre.

En consecuencia, la comunidad científica ha venido realizando estudios clínicos tanto en animales como humanos (principalmente en el tratamiento de úlceras crónicas) encaminados a la evaluación de la seguridad y efectividad del uso alogénico de PRP (cuando quien dona la sangre para preparar este concentrado plaquetario no es la misma que lo recibe luego de su preparación), y aunque en los estudios revisados no se describen eventos adversos después de su uso, es difícil la comparación de los resultados, ya que cada estudio de caso menciona diferentes métodos de preparación y activación del PRP, así como diferentes frecuencias del tratamiento.

El equipo científico de la Fundación Banco Nacional de Sangre Hemolife, además de trabajar en la estandarización de un protocolo para la obtención del PRP, el cual pueden encontrar en nuestra publicación titulada “Conozca aspectos claves en la obtención del Plasma Rico en Plaquetas”,  también realizó la optimización y validación de la obtención de PRP de origen alogénico, ya que este puede obtenerse a gran escala. Pensado no sólo en el potencial uso terapéutico de este concentrado plaquetario de origen alogénico, sino también en que pueda ser una herramienta segura, éste se sometió a un proceso de reducción de patógenos que tiene como finalidad producir a alteraciones químicas y funcionales del material genético que puedan estar presentes en el PRP captado.

El mecanismo de reducción de patógenos validado por nuestro grupo de trabajo fue llevado a cabo gracias al efecto de la irradiación con luz ultravioleta, en conjunto con la riboflavina, que es usada como coadyuvante de este proceso fotoquímico. Esta irradiación, además de alterar el genoma de los microorganismos, también altera el contenido genético de los leucocitos residuales, con lo que se minimiza el riesgo de reacciones adversas, obteniendo de este modo un producto más seguro.

No hay texto alternativo para esta imagen

En la figura se observan las concentraciones de tres importantes factores de crecimientoFactor de Crecimiento Derivado de Plaquetas (PDGF), Factor de Crecimiento Transformante Beta 1 (TGF-B1) y Factor de Crecimiento Endotelial Vascular (VEGDF), determinados en Plasma Rico en Plaquetas antes y después del procedimiento de reducción de patógenos.

Nuestros resultados evidencian que la reducción de patógenos no altera de forma significativa la concentración de los factores de crecimiento presentes en el PRP, así como tampoco la función plaquetaria, lo que, sumado a los estrictos controles de calidad que se le hace a los componentes sanguíneos en los bancos de sangre y a la disponibilidad en la actualidad de pruebas de tamizaje cada vez más sensibles, hacen factible el uso de este tipo de PRP como una alternativa terapéutica segura.

Por último, para llegar a conclusiones sólidas respecto a la eficacia del PRP alogénico son necesarios más ensayos clínicos e investigaciones, para que los resultados puedan ser comparables y así llegar a hacer recomendaciones, sin dejar de lado la importancia de estandarizar los protocolos de obtención y aplicación, tal y cómo lo hemos venido sugiriendo en las anteriores entradas.

Dra. Ana Luisa Muñoz – Directora Laboratorio Virología Hemolife

Dr. Miguel Germán Rueda